4 TIPS PARA UN ARMARIO VERSÁTIL Y CON ESTILO

¡¡¡HOLA CHICAS!!!

Tal y como me pedisteis por Instagram, os he preparado un post para contaros como he conseguido que cada día al abrir mi armario sepa que ponerme a la primera.

Sé que a muchas de vosotras, os pasará como a mí antes de reorganizar mi armario. Y la verdad, es que estaba llegando a ser un gran problema a la hora de vestirme cada día.

El tipico dilema: “Tengo el armario repleto de ropa y no sé que ponerme”.

¿Os suena?

Llevaba tiempo pensando que mi armario necesitaba un cambio y no sabía exactamente que hacer.

Un día por casualidad, vi un pequeño post en internet sobre el “Capsule Wardrobe” (Armario cápsula), y me quedé con la duda de saber más sobre este tema. Así que, decidí buscar información, lo cuál me llevó a leerme el libro “El método armario cápsula” de Dansvogue. Os recomiendo que lo leais. A mí me gustó mucho, ya que al ir con ilustraciones dibujadas por ella, es muy divertido.

He de decir, que yo no he aplicado este método en mi armario al 100%; ya que una de las cosas principales es que el número máximo de prendas que tienes que dejar en tu armario es de 33 a 40 piezas, y a día de hoy, me veo incapaz de aplicarlo, aunque no lo descarto en un futuro. Pero sí que he cogido ciertas pautas de este método, que me han servido de gran ayuda.

A continuación os dejo las pautas que yo he seguido:

1. DEFINIR TU ESTILO.

Es un paso muy importante, porque la mayoría de días tenemos que vestir prendas que encajen con nuestro estilo propio y nuestro día a día.

Muchas veces, nos regimos por las tendencias, y dejamos de lado un poco nuestro estilo, por estar a la moda. No tenemos que llevar todo lo que sea tendencia en cada momento, sino comprar ciertas cosas que encajen con nuestro estilo.

Con esto también me refiero, a que en nuestro armario debe predominar lo que vaya con nosotros en ese momento y no los llamados “por si”. Esos “por si” en mi caso, era ropa que ya tenía de antes y estaba nueva, que no me ponía y que me daba pena retirar. Más adelante os contaré que hice con estas prendas.

CONSEJO: Si en una nueva temporada compras algo y las prendas que tienes de temporadas anteriores ya no las utilizas, sácalas de tu armario y deja hueco para las nuevas.

2. TENER PRENDAS QUE REALMENTE “TE ENCANTEN”

Si seguís este paso estrictamente, creedme, que lo tenéis todo hecho. No hay mayor satisfacción que abrir tu armario, y que todo te guste tanto tanto, que te lo pondrías en cualquier momento. Yo todavía no me lo creo, pero como ahora toda la ropa que tengo en mi armario es mi favorita, me pongo lo primero que cojo y siempre acierto.

3. CREAR TU PROPIA PALETA DE COLORES.

Una de las pautas que cogí de este método fue esta. Además es para mí la que veo más importante y la primera que escogí de prueba, antes de reorganizar mi armario.

¿Cómo se hace? Pues bien, leed con atención:

  • Escoge tus 3 colores favoritos (éstos serán los principales).
  • Añade 2 ó 3 colores neutros.

-Negro, beige, gris, nude, blanco, gris pardo o rosa palo. (combinarán con los demás)

  • Añade 3 ó 5 colores complementarios o mucho más llamativos para que tu paleta no sea tan monocromática.

– Complementarios (azul, azul gris, navy, camel, marrón, verde o salmón)

– Más llamativos (plata, burdeos, coñac, rojo o dorado)

Ahora ya tienes tu paleta de colores, y verás como todo lo que te pongas combinará entre sí. Yo, por ejemplo, he evitado en mi nuevo armario, utilizar mucho estampado, solo he dejado algo que realmente me guste mucho y he recurrido más a los topos en algún vestido, blusa o camiseta; o la rayas diplomáticas en algún pantalón. Y la verdad que he de decir, que desde que hice mi paleta de colores y recurrí a ello todo lo que escojo combina a la perfección.

4. HACER UNA SELECCIÓN DE PRENDAS POR TEMPORADA.

Lo que nos explica este método, es que hay que escoger prendas para nuestro armario de Primavera-Verano y para Otoño-Invierno. Y así hice, de todos modos he de decir, que algunas las utilizaré para todas las temporadas, como son camisetas básicas, jeans, faldas y algún vestido con media manga.

Lo que he hecho también es elegir algún complemento, que me guste mucho para darle un toque de personalidad a mis looks, como por ejemplo, un pañuelo, o algún collar que me encanta. Porque cuando se utilizan prendas básicas, sino se utiliza algún complemento, puede llegar a ser aburrido, aunque eso también va en el estilo de cada uno ¿no?.

NOTA: Jamás pensé que podía formar un armario con menos prendas de las que tenía y poder hacer tantos looks con ellas, sin aburrirme. Y dos cosas muy importantes son, que he simplificado mi armario, tanto a la hora de vestir como lavar ropa y que siempre sé lo que ponerme en cada momento.

Pues bien, llegados aquí, ya os he contado un poco los 4 tips que he cogido de “El método armario cápsula” y ahora toca lo más difícil que es ponerse manos a la obra.

En el siguiente blog, os contaré mi experiencia paso a paso, para así poder ayudaros a que lo hagáis con vuestro armario.

Gracias, por leer mis posts y nos vemos en el siguiente.

Por cierto, no os arrepentiréis de aplicarlo y vuestro día a día será más fácil.

¡¡¡FELIZ DÍA CORAZONES!!!

Besazos.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s